lunes, 3 de diciembre de 2018

Expediente Político: Retazos políticos

Por Alfredo Calva.
El día de ayer concluyó el periodo de política virtual de Andrés Manuel López Obrador, que durante doce años gozó a plenitud su posición de crítico, sin restricciones o acotamientos en sus acciones y declaraciones, se sirvió con la cuchara grande al señalar los errores, vicios y corruptelas de los titulares del ejecutivo federal, estatales y municipales, salvo en aquellos lares en el que los gobernantes eran proclives a su cruzada quijotesca.

Ayer ante los poderes legislativo y judicial rindió protesta como presidente de México y a partir de ese instante, de su virtual cruzada pasó a la realidad mexicana, sitió en el que ahora tendrá que demostrar lo que por tantos años pregonó y presumió, capacidad, efectividad y probidad para gobernar, liderando e implementando las políticas públicas, que le permitan llevar a efecto lo que el tan pomposamente ha llamado la cuarta transformación.
La tarea no es simple ni sencilla, las expectativas generadas son enormes, cambiar lo que no ha funcionado en este país no será rápido, requerirá de tiempo, pero, en el transcurso de los meses por venir, los mexicanos sabrán si en realidad se otea un cambio o simplemente fue una simulación más con promesas falaces hechas solo para la conquista del poder político.
Y, el primer síntoma de esa voluntad se reflejará en la Ley de Ingresos para el 2019, en donde conoceremos si AMLO cobrará impuestos a aquellas 400 empresas que durante sexenios se han visto beneficiados por los presidentes en turno, incluso, llegando al descaro de reintegrarles dinero o condonarles el pago de los impuestos obligados, ordenamiento fiscal que deberá estar aprobado a más tardar el 31 del presente mes.
Falta poco para conocerlo.

Por lo que se refiere al poder legislativo en sus dos cámaras, la de diputados y senadores, los seguidores políticos de AMLO deben de cambiar su actitud y no continuar de hinojos como se mostraron durante el periodo de transición de quien hoy es el titular del ejecutivo.
Desde su arribo a sus curules el pasado primero de septiembre, los legisladores de Morena, PT, PES y PEVM, que en conjunto son mayoría absoluta, que no relativa, se mostraron altamente serviles a los deseos de AMLO con relación a la modificación de leyes que le permitieran llevar a efecto sus planes de gobierno, y no porque esto sea negativo, lo que es nocivo, es que los cambios trastoquen los ordenamientos enmarcados en nuestra carta magna, y se violenten los otros poderes y la autonomía de los gobiernos locales y municipales.
No puede ni debe convertirse el poder legislativo en la sastrería de leyes (expresión de la senadora Xóchitl Gálvez) de López Obrador, y la oposición tiene la obligación de ser el garante de ello, a ser responsable política y moralmente, y no permitir mucho menos contribuir a reformas constitucionales, si estas van en contra del bienestar e integridad de los mexicanos.
Deben de asumir su verdadero papel de contrapeso del poder ejecutivo.

Agitó de nuevo el avispero morenista el delegado especial de ese ente político en la entidad, Leonel Godoy, al confirmar lo expresado semanas atrás por la líder nacional, Yeidckol Polevnsky, quien durante su visita a Baja California señaló, que para la contienda del próximo año habrá por parte de su partido, tres mujeres como candidatas a las alcaldías, lo que activó sobremanera el deporte de la clasepolítica mexicana, la especulación.
No tardaron en definir los ¨especulantes¨ analistas que alcaldías serán en las que las damas de Morena abanderaran la causa, y en el éxtasis de su sapiencia, quienes serían las beneficiadas con la decisión de la nomenklatura morenista.
En Playas de Rosarito de inmediato los intereses de quienes juegan el papel de oráculos políticos, asignaron el sexo femenino a la candidatura a la presidencia municipal y le pusieron nombre y rostro, la derrotada ex candidata priísta a la misma posición en el 2016, Laura Torres Ramírez, lo que de ser así, no será bien acogido por la ciudadanía y los propios morenistas, ya que consideran a la señora un ente perteneciente a la clase ¨Fifi¨ que arribaron a Morena en busca de saciar sus intereses políticos y económicos, cuya fobia hacia lo que AMLO denomina ¨pueblo¨ es ampliamente conocida y manifiesta.
Veremos hasta donde aciertan las especulaciones.

Y mientras tanto….
Si en verdad queremos que México cambie, debemos contribuir con quien recién asumió el liderazgo presidencial, y ser mejores ciudadanos participando activamente en la vida política y cívica del país.

Presiona la imagen y...

Presiona la imagen y...

--------------

Ahora síguenos vía email, ¡Suscríbete!

No hay comentarios: