viernes, 11 de agosto de 2017

La tierra está sobregirada

Por Teresa Gurza
Pues sí; de acuerdo con los especialistas así está la cosa; y debido a que agotamos esta semana los recursos renovables de nuestro planeta correspondientes a todo el año, estamos ya viviendo de prestado con los del que entra.

Ésta muy preocupante situación, fue dada a conocer por la Red Global de la Huella Ecológica, (Global Footprint Network) que es un centro internacional de investigación de los llamados think tank y genera información sobre cómo manejamos los bienes naturales y respondemos al cambio climático.
Los datos que tomé de la página web del Fondo Mundial para la Naturaleza, WWF, que hace este cálculo cada año y documentó el primer sobregiro en 1970, indican que nuestro planeta entró el pasado dos de agosto en "sobregiro ecológico" y está utilizando por adelantado los recursos que corresponden a 2018.
La organización precisó que el dos de agosto, “marcó la fecha en la que la demanda de la humanidad sobre la naturaleza excedió lo que la Tierra es capaz de regenerar en un año”.
"Estamos viviendo a costa de los recursos naturales de las futuras generaciones", declaró Juan Carlos Olmo, secretario general de WWF España, a la agencia informativa EFE.
Para decirlo con más claridad, el dos de agosto agotamos recursos naturales que debían alcanzarnos hasta el 31 de diciembre y aún faltan 22 semanas para esa fecha.
Y los consumimos más de prisa que el año pasado, cuando el sobregiro empezó el 8 de agosto.
Añadió Olmo, que de seguir consumiendo a este ritmo, la humanidad requeriría de casi dos planetas Tierra (uno punto siete planetas, es el dato oficial) para satisfacer sus necesidades.
Y que estamos ya enfrentando "escasez de agua, desertificación, erosión de los suelos, caída de la productividad agrícola y de las reservas de peces, deforestación y  desaparición de especies con pérdida de la biodiversidad y generación de bióxido de carbono”.
Aunque la responsabilidad del manejo de los recursos naturales de la Tierra es de todos, Australia encabeza la lista del sobreconsumo, al usar cinco punto dos planetas; mientras que la India, solo emplea poco más de medio planeta al año.
En México, la capacidad del territorio para regenerarse está por encima de la demanda anual; pero al no regenerar lo suficiente, este año empleamos los recursos equivalentes a dos punto un Méxicos.
Pero aunque difícil, la situación no ha llegado a ser irreversible; y los investigadores coinciden en que es aún posible modificar la tendencia, si cada año el mundo consigue retroceder la fecha del sobregiro dos días y medio.
De lograrlo, para 2050 estaríamos regresando a consumir los recursos naturales que nos corresponden anualmente.
“Nuestro planeta es finito, pero las posibilidades humanas no. Vivir con los recursos de un planeta es tecnológicamente posible, financieramente viable y nuestra única oportunidad para un futuro próspero”, explicó Mathis Wackernagel, Director General de la Red Global de la Huella Ecológica y cocreador de la Huella Ecológica.
Existen desde luego coincidencias en que no es conveniente que sigamos viviendo a crédito; y en las advertencias relativas a que para manejar mejor nuestros recursos naturales, es urgente emprender acciones individuales y colectivas, entre las que están:
*Evitar el desperdicio de alimentos; porque actualmente en el mundo se desperdicia un tercio de la comida que se produce; y según la Organización Mundial para la Alimentación (FAO), los países con mayor y con menor ingreso, malgastan el alimento en casi las mismas cantidades.
Estados Unidos por ejemplo, es campeón del desperdicio; se tira ahí, el 40 por ciento de los alimentos.
*Reducir el impacto de la ganadería, actividad responsable de la producción del nueve por ciento de todas las emisiones de carbono.
Y además, porque la producción de una tonelada de carne de res se lleva 14 veces más recursos que la de una tonelada de grano; de modo que si reducimos a nivel personal nuestro consumo de carne, beneficiaremos  nuestra salud y la de todo el planeta.
*Se ha hablado también de la conveniencia de tener en departamentos y casas, pequeños huertos con legumbres, frutas y plantas de olor, usadas con mayor frecuencia; como zanahoria, rabanitos, perejil cilantro, apio, naranjos, papayos, y limoneros.
*Ser más conscientes en el uso del agua y la electricidad; bañándonos con regadera y no en tina, usando solo el agua necesaria sin dejarla correr mientras nos enjabonamos o lavamos los dientes; no dejando luces prendidas innecesariamente, utilizando la lavadora con cara completas, etc.

Presiona la imagen y...

Presiona la imagen y...

--------------

Ahora síguenos vía email, ¡Suscríbete!

No hay comentarios: