domingo, 7 de mayo de 2017

“Por los suelos” la imagen de los Diputados locales; Mario Palacios, otro “chambón” del Ejecutivo

MEXICALI.- La imagen deplorable que sufren los diputados de la XXII Legislatura local, se lo deben en parte a la ineptitud, la prepotencia y trato marginal con que se maneja su actual director de Comunicación Social, Mario Alberto Palacios Romero.

Para nadie es un secreto la severa crisis de imagen y credibilidad que padecen los diputados, tras las enérgicas protestas ciudadanas durante los primeros meses de este 2017 a grado de paralizar al Congreso y enfrentar directamente a miles de manifestantes quienes llegaron a expulsarlos públicamente.
Lejos de dar muestras de haber asimilado la lección, la crisis hoy se acentúa con la mano de Mario Alberto Palacios Romero de la mano del actual Presidente del Congreso del Diputado panista Ignacio García Dworak, considerado en su distrito como un personaje perverso, como gris y manipulador, al haberse adjudicado por la fuerza la presidencia sin importarle las violaciones a la Ley Orgánica ni los acuerdos establecidos con las diferentes fuerzas políticas allí representadas.
Convertido en un hombre del sistema, el ex reportero Mario Palacios pasó de ser un comunicador oficialista que aplica el mismo esquema aprendido en el periodo del entonces gobernador Ernesto Ruffo y depurado en el sexenio de su patrón José Guadalupe Osuna Millán, quien emprendió una persecución y presiones a medios informativos críticos al gobierno.
 Fórmula que hoy replica en forma sutil. Fiel al método aprendido, el actual director de Comunicación Social cayó en el despilfarro, los gastos injustificados y el derroche de recursos públicos para destinarlos a unos cuantos medios informativos, pseúdo periodistas y medios informativos inexistentes, lo mismo que tanto criticó a sus predecesores.
 En forma ruin y descarada, Mario Palacios utiliza el presupuesto para premiar a los medios informativos que le son afines y dóciles a sus intereses y en cambio, a de manera sutil y velada, margina y hasta busca negociar la salida de periodistas críticos, que ejercen con libertad y profesionalismo el ejercicio de informar de manera objetiva a la Opinión Pública bajacaliforniana sobre lo que hacen o dejan de hacer sus diputados.
Así las cosas, buen número de medios informativos de todo el estado y en especial los de la zona costa, se quedaron marginados de toda relación y trato profesional con el Congreso, sin importar que con ello le abone al deterioro de la imagen de los diputados de Tijuana, Playas de Rosarito y Ensenada, principalmente.
 Lejos quedaron sus intenciones de aplicar toda una “re-ingeniería administrativa” y sanear el congreso de falsos periodistas que tienen invadido el Congreso del Estado al denigrar esta noble profesión para estirar literalmente la mano de los legisladores en turno, tan dados a aprovechar este desorden y el divisionismo imperante en el gremio periodístico.
Pues Palacios Romero se ha convertido en un funcionario “chambón” y servil solo atento a las instrucciones que le hacen llegar sus verdaderos jefes desde el Ejecutivo Estatal desde la oficina de Comunicación social capitaneada por Raúl Reynoso Nuño y la Secretaría Particular con Roberto Karlo López, quien ya ocupó antes el actual cargo de Mario Palacios. CORTESIA DE LA REVISTA 5M EDICION MAYO 2017.

Presiona la imagen y...

Presiona la imagen y...

--------------

Ahora síguenos vía email, ¡Suscríbete!

No hay comentarios: