domingo, 8 de enero de 2017

Rosarito Blues: La imagen de "Kiko" Vega

Por Gerardo Díaz Valles
En la adversidad se mide el carácter, el temple o al menos el estilo de los hombres y las mujeres para encarar los retos que esta acarrea.
En el caso del Gobernador Bajacaliforniano Francisco “Kiko” Vega de Lamadrid, bueno pues éste ya ha dado claras muestras de su muy particular estilo hasta de hilar sus palabras, de afrontar las crisis como fue en el estallido de jornaleros agrícolas en San Quintín a inicios del 2014 y ahora los disturbios entre manifestantes y policías, ocasionados por el bloqueo a Pemex en Playas de Rosarito donde gobierna la también panista Mirna Cecilia Rincón Vargas.
Acontecimientos en los que después de seis días de bloqueos a las pipas abastecedoras de gasolina a todo el estado, ambos “brillaron por su ausencia”, hasta que estalló la violencia. Es decir, un estil distante, mustio, en ocasiones huidizo, en otras evasivo, pero muchas veces desapercibido para el ciudadano común más agobiado por tantas carencias. Realidades que llevaron al mandatario a un notable desgaste político, y de eso dan constancia las encuestas y los hechos evidenciados en su relación con la sociedad y un amplio sector de la Prensa; sin dejar de mencionar los escándalos suscitados por su gran habilidad para los negocios desde la comodidad de los puestos de gobierno que ha ocupado y donde también se han beneficiado y baya de qué manera “Kiko” y sus amigos. La turbulencia reciente durante el cambio de año, opacaron los buenos deseos de un mejor año y literalmente agarraron con los dedos en la puerta a nuestros gobernantes, regularmente encerrados en su “torre de marfil” o bien su nicho de confort. Lo cierto es que la renuncia inducida de quien fuera su encargado de imagen institucional tras achacarle un enfrascamiento de tipo personal con destacadas periodistas, el inefable Jorge Alberto Cornejo Manzo, apuraron su casi furtiva salida del gabinete y dieron una endeble señal de que al gobernador sí le preocupa su imagen pública, su popularidad y el qué dirán de su persona. En un momento difícil cuando a nivel nacional se imponen los llamados “gasolinazos” y que en cierta forma sofocaron los reclamos por la aprobación mayoriteada en el Congreso del Estado de la “Ley de Aguas para Baja California”, misma que viene a marcar un precedente sobre lo que nos espera a los bajacalifornianos en pocos años, asentados en muchos sentidos en una “zona de vida cara”. Antecedentes que de manera obligada se insertan en el ánimo ciudadano, para asociar a Kiko Vega con el vilipendiado Enrique Peña Nieto y eso es ya mucho decir. De allí el llamado al avezado periodista Raúl Reynoso Nuño, quien si bien ha saber navegado con éxito tanto en los medios de comunicación, como el mundillo de la comunicación gubernamental, trae a cuestas el pesado reto de ir por un autentico milagro para tratar de remontar la imagen del gobernador bajacaliforniano. Esta novela continúa…

-------------------------------

Ahora síguenos vía email, ¡Suscríbete!


* Gracias por compartir y darnos un "LIKE" en

Y en nuestra pagina:

No hay comentarios: