lunes, 7 de septiembre de 2015

Hoy te voy a contar… “De la Palmera a la Vid”, joya de Sánchez Melchor

Por Raúl García Salguero
Aunque no me lo creas desde hace tres años, Luis Federico Sánchez Melchor es uno de los asistentes a las reuniones del Grupo 21, y está muy agradecido con personas como el doctor Juan Medrano Padilla, con el diputado local René Mendívil Acosta y con muchos más amigos que le hicieron vivir, sin lugar a equivocarme, una extraordinaria noche al presentar su libro "De la Palmera a la Vid”, una de sus joyas, poeticuentos, en el más grande palacio de la cultura de la frontera norte.

La velada romántica se aderezó con ingredientes que solo un amoroso poeta, agradecido con la vida, sabe que es mejor “dar que recibir”; sus orgullosos amigos, periodistas y demás asistentes que estuvimos en el Centro Cultural Tijuana, la disfrutamos desde que nos hizo llegar la invitación, y ya en el recinto, mientras nos acomodábamos para presenciar la presentación de “De la Palmera a la Vid" , se respiraba un ambiente de mucha armonía, paz, tranquilidad y camaradería.
Había algunas sillas vacías, fueron varios los que llegaron tarde y se perdieron la marcha que el poeta Luis Federico Sánchez Melchor hizo del vestíbulo a la mesa principal, orgulloso, de la mano de su esposa, entró a la Sala Carlos Monsivais, acompañado del trío que aderezó la presentación.

Poemas a la tierra, al frijol y al maíz, a Baja California, a su natal y la musa, otros muy románticos dedicados a su esposa, la musa de sus textos, en un escenario donde también estaban sus hijos y nietos, todos admirando y disfrutando las composiciones que Luis Federico les llama “poeticuentos”, poemas y cuentos que narran su vida, aprendizajes y aventuras de una manera que solo él sabe hacer.
Sus libros son una gran aportación a la literatura y a la creatividad de los escritores de la región, y lejos de ser una presentación cuadrada, aburrida, resultó afectiva, romántica, de mucho agradecimiento, y con música del trío Los Fantásticos.
Sánchez Melchor me comentó que el libro “De la Palmera a la Vid” es un libro poético, para él de “poecuentos”, un género que inventó porque le daba miedo llamarse poeta.
Se autodefine como un rústico campesino, y se propuso llamar poesía a sus composiciones, que finalmente resultan sabrosos cuentos e inspiradas y sensibles poesías.
Testigo de la plática, la compañera publicista Eloisa Villarreal también tuvo la oportunidad, como yo, de ver un poco al interior del poeta, del hombre afortunado y agradecido con la vida; aunque lo miraba en las reuniones del Grupo 21, cuando me invitó a la presentación de su libro y platicamos, supe más de “De la Palmera a la Vid” y de Luis Federico.
Del nombre del libro, explicó la fórmula, dijo que “se llama De la Palmera a la Vid, lo de Palmera porque soy originario de Puerto Vallarta, donde la palmera es la planta representativa, y la Vid porque es la planta representativa de Baja California”.
Su llegada a Baja California también resulta peculiar y anecdotario, mire lo que nos cuenta: “terminé la universidad en Guadalajara como ingeniero electricista, y cuando nace Infonavit me mandaron aquí a Ensenada, yo aterricé en Baja, ahí empecé, la mayor parte de mi vida la he pasado en el puerto”.
De esta ciudad en la que está disfrutando grandes momentos, relató: “Y a Tijuana solo de pasada, con los ojos cerrados, yo no quería saber nada de Tijuana, y de repente aparezco aquí, y aquí fue en donde en esta ciudad hermosa me nació lo espiritual, y ha sido totalmente bondadosa conmigo y curiosamente aquí fue donde empecé a escribir”.
El día de la presentación quiso comenzar a tiempo, pero se retraso unos minutos que lo pusieron un poco nervioso, los micrófonos, el presídium, los asistentes, técnicos y lo más importante, su familia y amigos, y como lo prometió fue “un evento para dar”, Luis Federico se entregó a disfrutar el momento, los asistentes también.
Y cumplió lo que me dijo frente a Juanita Jiménez y Eloisa Villarreal: “A las personas que asistan no les vamos a robar nada; para mí, este estilo de presentar libros es un estilo que surgió de asistir a las presentaciones de libros, donde las presentaciones de libros eran los eventos más aburridos del mundo”, en esta ocasión todo fue escenificado.
Hasta los presentadores hablaron poco, las mesas al llegar al recinto, la recepción, sillas reservadas, el trío listo, haciendo honor a su nombre, Fantásticos, parte de la escenografía, y por cuestiones de agenda, y tener que regresar a la redacción a escribir Hoy te voy a contar, me tuve que retirar del evento.
No hubo oportunidad de felicitarlo y platicar con Freddy y Sergio Lugo, Francisco Reynoso, Hernaldo Ríos, Alfonso Sánchez Ortiz, Juan Medrano Padilla, Bernardino Sevilla y otros miembros del Grupo 21, además de varios comunicadores que estuvieron presentes.
Como no me pude quedar hasta el final, y también se tuvo que retirar Eloisa Villareal que se quedo con ganar de ver el final, solo mencionaré que hubo quesitos y vino, porque fue como lo dijo Luis Federico, un evento para dar y presentar su sexto libro.
De las ediciones de su autoria, el primero fue “De la Palmera al Olivo”, porque el olivo también fue una planta que descubrió aquí en Baja California; “Rocky, tres siglos, es amores”, “Toribio, antes y después de la mesa”, “El Tour Rumbo a Tijuana” y “La Ascensión del Rey Midas”, y de estos libros les platico en otras ocasión.
Además, en uno de estos días le voy a contar de otro libro, de la exdiputada, la política y profesora normalista, María del Carmen López Segura, “Carmelita” le dicen sus amigos, ella terminó su gestión como legisladora federal y editó “Dejando huella”, un recuento de la vida y obra de mujeres notables de Baja California.

Por hoy, ya les conté, pásela bien, y si me leyó, muchas gracias.

-------------------------------------------------------

Ahora síguenos vía email, ¡Suscríbete!


* Gracias por compartir y darnos un "LIKE" en
https://www.facebook.com/rosaritotijuana.enlanoticia

Y en nuestra pagina:
http://rosaritoenlanoticia.blogspot.mx/

No hay comentarios: