miércoles, 12 de octubre de 2016

Cicuta: ¡Valladolid capitalizaría todo en la elección del 2018!

Por Jaime Flores Martínez
Valladolid: Acostumbrado a sacar ventaja “de la ignorancia de la perrada”, el actual secretario de Planeación y Finanzas del Gobierno de Baja California Antonio Valladolid Rodríguez busca explotar electoralmente a los propietarios de los autos ilegales, también conocidos como "autos chocolate".


Y es que Valladolid fue quien concibió (y diseñó) una absurda estrategia que –supuestamente-- busca conocer el número de autos chocolate que circulan en la entidad.

Si en verdad circulan cerca de un millón de automóviles extranjeros, ¡entonces resultaría fácil conocer la identidad y el domicilio de los dueños! ¡Tendrían un padrón de ciudadanos vulnerables y explotables!

¡Valladolid capitalizaría todo en la elección del 2018!

El asunto es que –aun en medio de la ignorancia que supone el funcionario-- los dueños de automóviles chocolate se dieron cuenta que en realidad es un espejismo.

La autoridad estatal no está facultada para la legalización de vehículos extranjeros, pues eso corresponde exclusivamente al gobierno federal.

¿Para qué quiere entonces saber el nombre y la dirección de los propietarios?

¡Claro! ¡Su interés es electoral!

El colmo es que ni siquiera planearon una estrategia de comunicación adecuada que al menos disfrazara su ambición desmedida.

Enmarcado por una pírrica política de comunicación social, el gobierno de Baja California inició el 15 de agosto el registro voluntario de vehículos extranjeros.

La escueta información refiere que el programa de registro durará tres meses y los interesados en caer en la trampa deben acudir a los módulos habilitados en las oficinas de Recaudación de Rentas.

Como muchos otros ingenuos, don Poncho acudió a empadronar su carcachita Honda modelo 2000 aunque allí tuvo que identificarse y mostrar un comprobante de domicilio.

Y aunque el trámite no le costó un centavo, a partir de ese momento la autoridad sabe perfectamente que vehículo conduce, donde vive y a qué se dedica.

Residente de la Zona Este de Tijuana, don Poncho “suponía” que al integrar su automóvil al padrón vehicular, la autoridad estatal iniciaría el proceso de regularización.

¡Mucha gente piensa igual!

El humilde don Poncho muy tarde se dio cuenta que había caído en una trampa, pues el Estado no tiene facultades para legalizar vehículos extranjeros.

A finales del mes pasado, a través de un comunicado, la Secretaría de Hacienda descalificó el programa implementado por el Gobierno de Baja California.

Hacienda subrayó que la autoridad estatal carece de facultades para legalizar vehículos.

Y es que --desde iniciado el programa-- la autoridad estatal solamente ha registrado a unos 20 mil propietarios de autos chocolate.

A casi dos meses de iniciadas operaciones, el número de personas que han acudido es francamente irrisorio.

¿Cómo que apenas 20 mil?

¡Si se supone que hay un millón!

Sépase que esta mentada estrategia es solamente una vertiente en la red que Valladolid ha tejido para convertirse (primero) en candidato y luego en gobernador.

Hace un par de meses Cicuta reveló que un alto funcionario estatal había despedido al escolta Carlos Martínez luego de (aparentemente) ser asaltado.

En aquella ocasión, Martínez transportaba casi 1 millón de dólares en efectivo de Mexicali a Tijuana. Como en anteriores ocasiones esa cantidad la depositaría en un inmueble propiedad de la familia Valladolid.

Aunque Cicuta desconoce el origen de ese dinero, resulta fácil suponer que fue desviado del erario público para engordar el cochinito.

El mencionado escolta, mejor conocido como el Güero, había realizado al menos cuatro viajes de traslado con cantidades similares.

¡Desde luego que desde la revelación de Cicuta, el dinero se acumula en otro sitio!

Cualquier ingenuo entendería que el actual secretario de Planeación y Finanzas acumula dinero en efectivo para resolver su eventual campaña proselitista en el año 2018.

Algo con lo que no cuenta el señor Valladolid es que la gente –en la actualidad-- difícilmente se chupa el dedo.

Cada día son menos los que caen en la trampa.

¡Brindemos don Toño! ¡Salud!
FUENTE: http://cicuta.info/index.php/columna/item/1058-valladolid

---------------------------------

Ahora síguenos vía email, ¡Suscríbete!


* Gracias por compartir y darnos un "LIKE" en

Y en nuestra pagina: