sábado, 17 de septiembre de 2016

PolityKronos: Las mentiras de "Kiko" Vega vs. La realidad

* Las mentiras de "Kiko" Vega vs. La realidad
* Narcotráfico y violencia ¿a quién le toca atacarlos?
* De buenas intenciones está lleno el infierno
* Corrupción, endeudamiento y gobernabilidad hunden a México
Por Hugo Isaac Rea Torres

DEMAGOGO.- La mentira, ha sido la tarjeta de presentación del gobernador del estado, Francisco “Kiko” Vega de Lamadrid, pues, en todas sus acciones de gobierno, ha utilizado falsas promesas que han sido populares pero no las ha cumplido, así como otros procedimientos similares para convencer a los bajacalifornianos, convirtiendo todo en sólo un instrumento de su propia ambición política.
El 18 de diciembre del 2013, Kiko Vega anunció “con bombo y platillo” la instalación del “Consejo Estatal de Apoyo al Migrante en Baja California”, el cual ha servido para maldita la cosa, pues a pesar de que el gobierno estadounidense ha intensificado sus acciones para deportar a un mayor número de personas indocumentadas y no obstante que son miles los haitianos y africanos asentados en Tijuana, que buscan asilo político en la unión americana, su secretario general de gobierno, Francisco Rueda, dijo: “Hemos intensificado la estrategia para buscar inhibir el flujo de ciudadanos extranjeros hasta esta frontera, ya que no están logrando su cometido”, mientras que el titular del mencionado Consejo, Carlos Mora, indicó que “no es necesaria la habilitación de otro albergue” para dar asilo temporal al creciente número de migrantes.
La presencia de miles de extranjeros que se han asentado en Tijuana tampoco han sido atendidos por el gobierno federal, a través del Instituto Nacional de Migración de la Secretaría de Gobernación, lo que está representado una pesada carga para el insuficiente presupuesto del ayuntamiento local, el cual ha destinado recursos a las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) que se dedican a la atención de esos grupos vulnerables, sin embargo, éstas estructuras de apoyo alterno al oficial, han sido rebasadas por el aumentado flujo migratorio que se ha registrado en las últimas semanas.
Aunque el problema es verdaderamente grave, tanto el gobierno estatal como federal se han mostrado totalmente indiferentes, incluso ante la presencia de personal de la Organización de las Naciones Unidas que tienen que ver con el asunto migratorio.
Viendo en su justa dimensión esta complicación, de no atenderse ¡ya! amenaza con aumentar los índices delictivos en Tijuana, pues la presencia de miles de personas deportadas y extranjeros, en determinado momento, tendrán que delinquir para satisfacer su necesidad primaria que es comer.
¿No sería posible que el empresario inmobiliario, también gobernador, facilite algunos de sus inmuebles como albergues para paliar eventualmente éste creciente problema?
Bueno, creo que no sería mala idea o usted, apreciado lector ¿qué opina?

PODERES.- Continuando con el señalamiento de la irresponsabilidad del gobierno estatal y federal, el tema que no puede ni debe soslayarse es precisamente el que podría derivarse de lo comentado arriba: la seguridad pública.
El actual aumento de los índices de violencia que presenta cifras parecidas a los aciagos acontecimientos ocurridos en Tijuana entre el 2008y 2010, es desdeñado campechanamente por el jefe del ejecutivo estatal, Kiko Vega, quien achaca el problema de los asesinatos entre “narcomenudistas” a que “no hay un solo mando del narcotráfico en Baja California”, lo que lleva a sospechar que si lo hubiese, el gobernador ¿pediría a ese “mando” que pusiera orden en Baja California? ¡No entiendo!
Aunque habrá que recordar que el jefe del ejecutivo estatal fue señalado por Jaime Delgado, de Periodismo Negro, que mantiene una estrecha relación con Gabriel Arvizu Noyola, titular de la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano del Estado (SIDUE), en Tijuana, quien es señalado por el gobierno de Estados Unidos de participar en actividades del narcotráfico.
Ahora bien, pese a la abulia estatal en el tema, los hechos arrojan a la fecha (16 de septiembre) 593 asesinatos, de los cuales corresponden 46 en los primeros 15 días de septiembre (tres diarios en promedio), pese a la implementación de las llamadas Bases de Operaciones Mixtas.
Y aunque la responsabilidad de la seguridad de la población es compartida entre los tres niveles de gobierno, los crímenes de alto o bajo impacto corresponde a la autoridad del fuero común que dependen del gobierno estatal su investigación, mientras que, como se sabe, el combate al narcotráfico le toca al gobierno federal, que ha utilizado no sólo a la Procuraduría General de la República, sino también al Ejército y Armada de México. A la policía municipal le corresponde disuadir a la delincuencia común e infractores, por lo que los hechos registrados hasta ahora, de casi 600 muertos derivados del narcotráfico, no son competencia del municipio.
Aunque se sabe que la polución causada por esa ilícita actividad ha hecho mella en las corporaciones, debe entenderse que en sus acciones aplica el “juntos, pero no revueltos”.

CAMBIO.- A pesar de la costumbre, no deja de ser desconcertante la abundancia, en todo tipo de círculos sociales, de comentarios en los que, con espíritu pacificador, se llama a dejar de lado la protesta ―llámese feisbucazo, tuit o marcha multitudinaria― y optar por el ejercicio de la buena ciudadanía como cura de todo mal nacional.
Se trata de sentencias basadas en falsas dicotomías, con premisas tan rupestres que se percibe cierta amenaza de involución al transcribirlas: “Para cambiar al país hay que dejar de dar mordidas al de tránsito y poner la basura en su lugar”; “No le echemos la culpa al gobierno, empecemos por nosotros mismos”; “Lo importante es ser los mejores para nuestras familias, de ahí viene todo lo demás”.
Las más de las veces, quienes las reproducen son conocidos nuestros a quienes, en efecto, no se les puede reprochar una maldad manifiesta o sugerida.
Su intención suele ser noble, pero, dirían las abuelas: “de buenas intenciones está lleno el infierno”. Ahora que ese infierno tiene escudo e himno nacional y, lo peor: un presidente, habría que poner en duda la trascendencia de la buena ciudadanía así, tan pueril.

OPIO.- Los problemas de endeudamiento, de gobernabilidad y de corrupción generados por el gobierno de Enrique Peña Nieto, son factores que no ayudan en nada al presupuesto que se acaba de presentar, el cual es un sueño del opio que no cumple con mucho de lo que se dijo que se iba a cumplir y esto preocupa porque existe la posibilidad de que México, si sigue con este comportamiento, acabe perdiendo un alto grado de inversión, agravando aún más la situación económica del grueso de la población.
Y aunque el gobierno federal ha utilizado al candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, para justificar su incapacidad de poder dirigir la economía del país, que cada día va sumando a la pobreza a un mayor número de mexicanos, han sido fundamentalmente los factores internos los motivos de nuestra realidad.
Podrán argüir que otro factor externo sería el fortalecimiento del dólar que ha afectado a muchas monedas, pero más al peso mexicano que ha perdido un 10 por ciento de su valor frente a la divisa norteamericana y que el alza en las tasas de interés ha dolarizado la economía. No obstante, la cotización del peso se ha colapsado porque es con esta moneda con la que se tienen que hacer muchas transacciones con mercados emergentes y eso presiona a la moneda, pero son más los factores internos con los que el gobierno se ha hecho daño solo reflejando la debilidad de la moneda.
También es muy peligroso lo que están haciendo con el gasto, entre lo que se encuentra obviamente las transferencias a los estados que siguen creciendo, porque ciertamente el gobierno federal quiere echarse a los gobernadores a la bolsa porque vienen elecciones en el 2018.
Por la obsesión de haber empezado ya los tiempos electorales en forma prematura, motivado por la situación del Estado de México, han dejado de lado la disciplina fiscal que caracterizó a México durante tanto tiempo, también los hace estar jugando con fuego, al poner en juego la credibilidad entre los inversionistas internos y externos, lo que nos llevará a vernos involucrados en un proceso múltiple en donde las tasas de interés en dólares estarán subiendo más la deuda mexicana y aparte que se está endeudando más al país.

Hasta aquí la dejamos, no sin antes recomendarles que NO SE ENREDEN ¡Y PUNTO! Agradeciendo su tiempo dedicado a la lectura de estos comentarios y su difusión.

---------------------------------------

Ahora síguenos vía email, ¡Suscríbete!


* Gracias por compartir y darnos un "LIKE" en

Y en nuestra pagina:
Quizás también le interese: