sábado, 6 de octubre de 2018

Rosarito Blues: "Siervos de la Nación"

Por Gerardo Díaz Valles.
En Morena Rosarito, salieron a relucir varios “trapitos al sol” sobre quienes han sembrado el divisionismo, por parte de nuevos adherentes o personajes provenientes de otros partidos donde ya son harto conocidos por sus mañas y antecedentes. Uno de estos personajes es el actual regidor por morena Julio García Serna, quien junto con el también ex panista Fernando Serrano García, aprovecharon que el dirigente local Fidel Mogollón, se había ausentado unos días, para buscar apoderarse de las oficinas de Plaza San Fernando.
¿Qué hacen ustedes aquí?, increpó Serrano al representante del partido Juan García, que acaso no sabían que ya el dueño pidió entregaran la oficina?, le dijo con engaños. Mas no contaba que allí adentro ya se encontraba el dirigente quien pronto encaró al advenedizo Serrano: “Tu vas llegando a Morena y ya te tomas atribuciones que no te competen”. Esta oficina la rentamos entre Julio y un servidor, un asunto que ya trataremos en su momento lo veremos”, le reviró Mogollón a Fernando Serrano. Luego y de manera extraña, ambos ex panistas reabrieron las instalación en disputa, sin aclarar el supuesto adeudo que se tiene en una tercera oficina que en su momento ocuparon en la acera de enfrente sobre el Bulevar Benito Juárez y donde en una ocasión en forma grosera y déspota, literalmente corrieron a los integrantes de la estructura de Morena en Rosarito en pleno proceso electoral, lo que los obligó a buscar de inmediato otro local y ubicarse en la planta alta de la Plaza Comercial del Ejido Mazatlán…


En otro punto, se aclaró que los recién nombrados “Siervos de la Nación”, esa noble figura de encuestadores que irán “hasta el último rincón” a censar “casa por casa” para acercar a las familias los programas sociales del gobierno federal con AMLO a la cabeza; la designada por el Senador y delegado Jaime Bonilla Valdez, para fungir como tal en Playas de Rosarito fue la señora Aracely Brown. Tarea noble y titánica que merece todo el apoyo de quienes creyeron en el proyecto de gobierno de López Obrador. No obstante sobresale un dato importante, que quienes aceptaron fungir como “siervos de la nación” quedan automáticamente imposibilitados a participar en la vida orgánica del partido durante los siguientes tres meses. Esto implica y así se les aclaró con todas sus letras que “no podrán ser candidatos” en el siguiente proceso electoral local. Así las cosas toca al resto de los morenos de Rosarito, el cuidar y vigilar el escrupuloso desempeño de quienes aceptaron la encomienda, para que se apeguen estrictamente al cometido de censar a todas las familias sin distingo alguno. En el entendido de que “cambiarse de camiseta es muy fácil; mantenerse firme en las convicciones no lo es tanto”, comenta el mismo Fidel Mogollón.

Presiona la imagen y...

Presiona la imagen y...

--------------

Ahora síguenos vía email, ¡Suscríbete!

No hay comentarios: