martes, 14 de marzo de 2017

Rosarito Blues: Coraje

Por Gerardo Díaz Valles
La violencia recrudecida al inicio de este aciago 2017 alcanza y golpea con mayor drama a las mujeres en forma directa y es un problema tan grave que aquel fenómeno que a nivel internacional fue conocido como “Las Muertas de Juárez”, en realidad se quedó corto, muy empequeñecido, comparado a la magnitud de la tragedia Bajacaliforniana, nos lo dice segura Lupita Rosales, fundadora presidenta de la Asociación “Movimiento Internacional de Mujeres”, una asociación civil encaminada ayudar a mujeres víctimas de la violencia, pero de manera integral buscando su superación en todo sentido a través de generar su propio negocio, es decir haciendo lo que ellas saben hacer en todo, que es el producir y poner corazón y alma en todas sus facetas.
El caso es que el clima de violencia que se acrecienta en esta frontera, golpea doble a las mujeres. Un ejemplo de esto son la docena de mujeres conductoras de un taxi de la firma UBER, quienes viven en la zozobra, bajo la amenaza permanente de ser agredidas por los barbajanes integrantes del gremio de choferes de los Taxis Amarillos. Qué decir de las cientos de muertes que se cuentan tan solo en los primeros dos meses del presente año y donde un porcentaje creciente en verdad alarmante son mujeres. Lupita Rosales nos dice igualmente en forma categórica que, frente al clima de ingobernabilidad donde la autoridad se ve empequeñecida frente a las bandas delictivas; las mujeres se encuentran más vulnerables a ser alcanzada por sus efectos. Por ende, el mayor agobio que lacera a las mujeres es el rezago en la impartición de justicia en todos los ámbitos. Tristemente muchas de ellas se quedan relegadas por la falta de oportunidades para salir adelante e incluso por ignorancia se convierten en protagonistas de esa violencia en su respectivos ámbitos, mientras que muchas otras sucumben a diversas enfermedades emocionales como la anemia, bulimia, el alcoholismo, las adicciones, o bien la depresión o la obesidad entre otros trastornos. Con dieciocho años de experiencia en el activismo social, Lupita y su movimiento, junto con el Comité Estratégico de Ayuda Humanitaria a las Mujeres, entran en una nueva faceta al trabajar en apoyo directo a las mujeres víctimas de la violencia y la injusticia en ambos lados de la frontera. Además de que se ha echado a cuestas de sacar adelante un total de doce refugios de superación en todo el estado. Pero no sitios lúgubres donde ellas se queden arrumbadas, sino en auténticos refugios para ayudarse mutuamente en forma práctica para salir adelante luchando con coraje, para progresar junto con sus seres queridos con proyectos productivos y gran imaginación hasta lograr cambiar su forma de vida, su entorno social.


Presiona la imagen y...

Presiona la imagen y...

--------------

Ahora síguenos vía email, ¡Suscríbete!

No hay comentarios: