viernes, 13 de enero de 2017

¿Murió o la mataron?

Por Teresa Gurza
Como sentirá de devaluado el país Peña Nieto, que pese a carecer de toda experiencia y solo porque Luis Videgaray tiene “un vínculo” con Jared Kushner, yerno de Trump, y dos medio alabanzas que el casi presidente gringo tuitteó cuando era candidato, lo nombró Secretario de Relaciones Exteriores.

Cuando precisamente esos twitts y esa relación, debían haber bastado para eliminarlo para el cargo; porque la importancia de México y su cultura, son mucho más importantes que minutos o si acaso horas de conversación, con ese loco al que la mayoría despreciamos.
La revista Proceso de esta semana nos recuerda que la inexperiencia de Videgaray ha sido su constante en los cargos públicos; sin más méritos, que tener padrinos poderosos; y que su “aprendizaje”, cuando fue arrogante Secretario de Hacienda, costó muy caro al país; porque dejó todos los indicadores en picada.
Y muestra de que no ha perdido una pizca de arrogancia, son sus declaraciones a Carlos Loret de Mola; en las que defendió la cuestionada entrevista de Peña con Trump afirmando: “es gracias a ese diálogo, que tenemos bases para definir una relación con el nuevo gobierno de Estados Unidos”.
Imagínense sobre qué absurdas bases está el flamante Canciller, planteando la nueva relación.
Para él la relación no se finca, repito, en la importancia internacional de México, la trascendencia de su cultura, los siglos de intercambios entre los dos países y la amistad de ambos pueblos y el respeto y buen trato indispensable entre naciones; sino en lo que llama diálogo -y que todos vimos fue más bien monólogo y aceptación tácita de amenazas- que Peña y él sostuvieron con Trump y sus cercanos.
Con ese pensamiento y esa desmesurada dimensión que Videgaray se asigna al colocarse por delante del país, ya veremos lo que ocurrirá.
Además tiene el pésimo antecedente de ser uno de los principales responsables del gasolinazo, porque como Secretario de Hacienda endeudó al país como nunca y fue autor de la Ley de Ingresos para 2017; donde se establecen éste y los gasolinazos que vienen.
Y para paliar el descontento ante toda esta situación, Peña Nieto nos salió con un nuevo pacto; que no avalaron los gobernadores y la Coparmex se negó a firmar por “improvisado, incompleto e insuficiente”, advirtiendo “los mexicanos necesitan urgentemente un liderazgo que ponga la mirada en los temas relevantes, que con serenidad los afronte sin miedo y con cambios de fondo, que genere consensos sociales en todos los sectores; que verdaderamente coloque a México como prioridad".
Muchas y en su mayoría negativas, fueron las reacciones provocadas por frases de Trump y el enojo nacional; y por cierto que me sorprende, que en otros países como por ejemplo Chile, las locas declaraciones de ese insensato causan como es lógico, que  el dólar se hunda; y que acá, pase lo contrario.
Y como el miedo no anda en burro, el INE decidió “suspender” la construcción de sus ostentosas oficinas; reducir un 10 por ciento los salarios cercanos a los 200 mil pesos mensuales de sus consejeros y plana mayor; y no cargarnos, las millonadas que gastan en celulares.
Pero nada dijo Lorenzo Córdova, de los casi 700 mil pesos por cabeza que recibieron en fin de año; ni de los miles que cada mes les dan para gasolina, además de sus otras prestaciones.
Los vales se dan a magistrados, jueces, legisladores y funcionarios de gobierno como el secretario de Hacienda, José Antonio Meade; que tiene “derecho” a seis tanques de gasolina a la quincena, casi trece mil pesos al mes.
A los del poder no les importa lo que está sufriendo la gente común; y siguen aumentando sus gastos con dinero ajeno, como en ese juego infantil del “voy derecho y no me quito”.
Es el caso, entre muchísimos más, del Congreso de la Unión; que no atiende el clamor de recortar presupuesto a las Cámaras y los partidos políticos.
Del Senado, que elevó su gasto en asesores en más de 151 millones; y de los diputados panistas de San Luis Potosí, de los que nunca se sabe nada y que escogieron justo en este momento, para regalarse con recursos públicos, un coche de lujo y último modelo para cada uno.
Y la última de Peña Nieto, es su anuncio de que murió la gallina de los huevos de oro y su insistencia en pedirnos que seamos “positivos y resilientes” y tengamos “ánimo constructivo, para enfrentar las adversidades”.

---------------------------

Ahora síguenos vía email, ¡Suscríbete!


* Gracias por compartir y darnos un "LIKE" en

Y en nuestra pagina:

No hay comentarios: