viernes, 14 de octubre de 2016

¡Tócate!

Por Teresa Gurza
El 19 de octubre de cada año se celebra el Día del Cáncer de Mama, parte culminante de este mes en el que se llevan a cabo campañas de sensibilización para la detección temprana de este padecimiento, que afecta sobre todo a mujeres.

Fue el 4 de febrero del año 2000 cuando la Organización Mundial de la Salud, OMS, decretó un mes especial para este cáncer que anualmente presenta un millón y medio de nuevos casos y mata a medio millón de personas; siendo que es curable, cuando se detecta en sus primeras etapas.
Pero en México, solo el 10 por ciento de los pacientes llega al médico en la etapa uno de la enfermedad.
Por fortuna y debido a la atención que instituciones internacionales de salud y gobiernos le han dado, la investigación sobre este tipo de cáncer ha registrado notables avances; pero la detección precoz, continúa siendo el arma más poderosa para combatirlo y poder curarlo.
De acuerdo con cifras médicas entre un cinco y un diez por ciento de los casos de cáncer de mama, son de carácter hereditario; y obedecen a mutaciones genéticas específicas, que se trasmiten de generación en generación.
Al respecto los especialistas explican que se hereda la predisposición y no la enfermedad; y que con hábitos saludables como hacer ejercicio, no fumar, no beber en exceso y no consumir grasas, la predisposición puede revertirse.
Acerca de la herencia precisan, que si una abuela tuvo cáncer de mama a los 80 años de vida, es poco probable que se deba a un componente hereditario; pero que si lo tuvo cerca de los 40 años y una de sus hijas a los 35, debe entonces sí, considerarse alguna mutación heredable.
Y recomiendan analizar la predisposición genética, elaborando árboles genealógicos que incluyan la edad del diagnóstico y el tipo de cáncer de los familiares, que los hayan padecido.
En México por desgracia, esos estudios abarcan a un porcentaje muy pequeño de la población a pesar de que datos del INEGI revelan, que las dos principales causas de muertes de las mexicanas en edad reproductiva, son el cáncer de mama, con 14 mil nuevos casos nuevos cada año, que podrían evitarse con información y buena infraestructura médica; y el feminicidio, con un promedio de siete asesinadas al día.
En varios países este octubre llegó con anuncios promisorios.
En México, informa Reforma, estudiantes del Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos "José María Morelos", desarrollaron un sostén que produce pulsaciones y vibraciones en puntos estratégicos y está en proceso de patente para su posterior comercialización, a unos cuatro mil pesos.
Y en la UNAM, tiene ya cuatro años el Programa de Investigación en Cáncer de Mama en el que participan nueve laboratorios en el campus de Ciudad Universitaria y otros más en el Centro Hospitalario ABC y los institutos nacionales de Cancerología y de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán; y ha tenido buenos resultados en diagnósticos tempranos, que incrementan la posibilidad de sobrevivencia y mecanismos para controlar el tumor.
 El investigador Alejando Zentella descubrió que la Dexametasona, que es un fármaco análogo al cortisol que se utiliza contra el vómito en las pacientes que reciben quimioterapia, echa a andar un mecanismo que protege a las células, evitando que mueran; por lo que el efecto es contrario, al deseado.
Lo que podría corregirse, si el tratamiento se administra en las tardes y no en las mañanas, cuando los niveles de cortisol son más elevados.
En Chile, el diario El Mercurio entrevistó al ingeniero chileno Alejandro Tocigl, de la compañía Miroculus con sede en EU pero asociada a laboratorios de varios países, México entre ellos, que trabaja en un sistema de detección de cáncer que consiste en sacar sangre al paciente para separarla del plasma, al que se extrae un elemento para colocarlo en un aparatito que en dos horas aporta resultados.
En una primera etapa este dispositivo que estará disponible en año y medio, sólo se aplicará para cáncer de estómago, el más mortal en Chile; más tarde será general con costo inferior a cien dólares.
Y radio-oncólogos del Centro Internacional de Cáncer de El Salvador descubrieron recientemente, que con imágenes tomo-gráficas diarias pueden aplicar a las pacientes, radiaciones de intensidad modulada que no afectan tejidos sanos.
En fin, hay muchos avances; pero en nuestro Instituto Nacional de Cancerología, hay mucha también preocupación; porque mientras los enfermos de cáncer aumentan, en 2017 se recortará su ya escaso presupuesto un 31 por ciento.

---------------------------------

Ahora síguenos vía email, ¡Suscríbete!


* Gracias por compartir y darnos un "LIKE" en

Y en nuestra pagina: