lunes, 24 de octubre de 2016

Pueblo chico, infierno grande: Mirna Rincón se apoyo de priístas

PLAYAS DE ROSARITO (Semanario 5M).- Quien será la primera alcaldesa del Quinto Municipio, Mirna Cecilia Rincón Vargas, se valió de todas sus astucias para lograr su cometido, una de ellas fue apuntalarse con el apoyo de destacados militantes del Partido Revolucionario Institucional, traidores a la causa.

Fiel a su estilo negociador, la Maestra de Piano y sensibilización a las artes, se aprovechó de los puntos más débiles de su principal oponente y literalmente fue a todas hasta sentarse a sellar acuerdos con sus nuevos aliados.
Acuerdos que muy difícilmente cumplirá Rincón Vargas, quien también se ha ganado el mote de “La Señora Comesola” o “La Señora de Las Bolsas”.
Quienes conocen mejor a Rincón Vargas, saben que la tijuanense llega para apuntalar su proyecto y obra ultra- personal iniciada desde sus tiempos de empresaria, funcionaria y diputada federal, siempre arropada por un reducido grupo político tijuanense.
“Haiga sido como Haiga sido”, la alcaldesa entrante se aprovechó de una situación nada nueva y hasta obvia, en este municipio, capital del llamado “voto cruzado” que ya se anticipaba tras la imposición de Laura Luisa Torres Ramírez, como la candidata tricolor a la alcaldía, justo cuando sus bonos de aceptación al interior de su partido estaban muy a la baja.
Sumado al pleito generacional y trabado entre la diputada hotelera, con la ex diputada federal Mayra Karina Roble Aguirre, las señales estaban dadas para desplegar un voto de castigo a manera de venganza en las filas del tricolor.
Líderes de colonias como Eva Teno, lideres transportistas como Alfredo Amaro Mata, Miguel Calles; o bien destacados cuadros del Revolucionario como José Inés Gómez y hasta de supuestos operadores de probada experiencia como Antonio “El Gordo” Serret, liga directa con el ex alcalde Javier “Tito” Robles Aguirre.
La debacle del PRI inició con el éxodo de priistas encabezados por el ex dirigente Javier Hernández Tovalín quien tras hacer su berrinche se fue al Partido Movimiento Ciudadano, por un lado; mientras que por el otro el siempre camaleónico Catalino “El Tracas” Zavala Márquez, abre el puente para que los tránsfugas del PRI inicien su emigración hacia el partido Morena con miras a los comicios venideros. Todos hicieron su parte al pie de la letra.
Con un PRI desecho, la mesa estaba servida para Mirna Rincón Vargas, quien hoy abre un nuevo capítulo en Playas de Rosarito y donde no la tendrá nada fácil, al recordar el conocido refrán que dice “Que donde el Pueblo es Chico…el Infierno es Grande”. Si no, que le pregunten a Silvano y compañía.

-------------------------------

Ahora síguenos vía email, ¡Suscríbete!


* Gracias por compartir y darnos un "LIKE" en

Y en nuestra pagina: