lunes, 10 de octubre de 2016

PolityKronos:”Terrorismo acuícola” de CESPT contra usuarios

*”Terrorismo acuícola” de CESPT contra usuarios
*¿En manos de quiénes está la política?
Por Hugo Isaac Rea Torres

TERROR.- La Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana (CESPT) contrató a la empresa “Imagen y Medios, S.a. de C.V.” para que infunda temor entre los usuarios que se han retrasado ¡sólo un mes! en el pago del servicio de suministro de agua, para lo cual envía requerimientos con la frase: “Es urgente que esta cuenta esté al corriente, liquide el adeudo total” y añade: “Sujeto a reducción en el servicio”.
Es evidente que la situación financiera de la paraestatal está al borde de la quiebra, luego de que el gobierno estatal y el Partido Acción Nacional la utilizaron como “caja chica” para satisfacer las ambiciones políticas de sus miembros.
Sobre este tema, ningún organismo defensor de los derechos humanos se ha manifestado, pese a ser un recurso vital del que no se puede prescindir.
¿Hasta cuándo se dejará de abusar de esa manera de los ciudadanos?

¿INTELIGENCIA?- La situación actual nos sugiere que hemos dejado la política en manos de idiotas; su pobre desempeño en el escenario político y las condiciones en las que estamos las mayorías así lo demuestran.
Al igual que en los poderes ejecutivos, también en los legislativos somos testigos de grandes errores, improvisaciones, ocurrencias, ineptitud, desmemoria, prepotencia y, lo peor, la cínica ostentación de una riqueza que no concuerda con sus ingresos “oficiales”, aunque algunos pocos crean que la “legalizan” haciéndola pública en su “tres de tres”.
¿En qué medida, quienes están hoy y los que han ostentado el poder, son responsables del  mediocre desempeño donde el país y la entidad se mantienen estancados en un inexistente desarrollo?
¿Cuántos retrocesos y fracasos hemos atestiguado en los ámbitos de la seguridad, la economía, las comunicaciones, el desarrollo urbano, las relaciones gobierno-sociedad, en los que todos tienen su origen en un sistema político que al frente no coloca a los mejores y en el que se da una lógica perversa donde se retiene lo malo y se prescinde de lo bueno?
En tanto, se nos siguen acumulando problemas complejos por la incapacidad y pequeñez de los efímeros que han ocupado y ocupan esos grandes sillones.
El sistema de partidos se ha convertido en franquicias para acceder al poder público, pues en cada uno de ellos ya no existen ideologías, sino el mero oportunismo para detentar poder político y los recursos inherentes al mismo, como lo demuestra la práctica del “chapulineo” de los que según sus conveniencias saltan de un partido a otro sin el menor recato o pudor, así como lo hacen los dirigentes partidistas con las alianzas preelectorales, pese a que su falsa ideología se los impide.
Por consiguiente, la “política a la mexicana” es una parodia de un sistema de partidos, porque sin ideología sólo quedan sus siglas, están huecos, pues no sustentan en los hechos una posición honesta en el espectro político, a pesar de que existan leyes que los norman (aunque los del legislativo las cambien a capricho y a modo), aunque digan que hay instituciones que los supervisan y, más aún, millones y millones de pesos que paga la ciudadanía para su sostenimiento, aun habiendo cuestiones sociales prioritarias por atender.
Esos partidos sin ideología en los que su pequeñez se explica al compararlos con otras democracias maduras, son hasta ahora el conducto por el que llegan quienes ocupan los principales cargos de poder político; son a través de los cuales cualquier persona puede ocupar el puesto que sea, así se trate de la presidencia de la República. El currículum es lo de menos, no se diga la inexperiencia, los antecedentes, sólo es cuestión de aplicar la frase “yo y mi circunstancia” de Ortega y Gasset.
Esos, ya instalados en el poder, desprecian al ciudadano y no hay nada que los pueda remover de allí, a diferencia de la práctica en otras democracias en las que se les investigaría y se aplicaría su renuncia irrevocable; aquí no pasa de una disculpa apoyada por el silencio cómplice de quienes deberían actuar como contrapeso.
Nuestra realidad cotidiana nos impide ser optimistas ante este panorama, pues sin armonía entre gobierno y sociedad, sólo queda la presión ciudadana que a través de su voz impida que la idiotez siga haciendo de la vida pública lo que le venga en gana o, cuando menos, palie sus efectos.
De verdad ¿hemos dejado la política en manos de idiotas?

TERROR.- La Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana (CESPT) contrató a la empresa “Imagen y Medios, S.a. de C.V.” para que infunda temor entre los usuarios que se han retrasado ¡sólo un mes! en el pago del servicio de suministro de agua, para lo cual envía requerimientos con la frase: “Es urgente que esta cuenta esté al corriente, liquide el adeudo total” y añade: “Sujeto a reducción en el servicio”.
Es evidente que la situación financiera de la paraestatal está al borde de la quiebra, luego de que el gobierno estatal y el Partido Acción Nacional la utilizaron como “caja chica” para satisfacer las ambiciones políticas de sus miembros.
Sobre este tema, ningún organismo defensor de los derechos humanos se ha manifestado, pese a ser un recurso vital del que no se puede prescindir.
¿Hasta cuándo se dejará de abusar de esa manera de los ciudadanos?
Hasta aquí la dejamos, no sin antes recomendarles que NO SE ENREDEN ¡Y PUNTO!


-----------------------------------

Ahora síguenos vía email, ¡Suscríbete!


* Gracias por compartir y darnos un "LIKE" en

Y en nuestra pagina: