lunes, 17 de octubre de 2016

Expediente Político: ¡Reconstrucción con unidad! y las irregular ampliación de contrato con GEN

Por Alfredo Calva
¡Reconstrucción con unidad!
En los pasillos del PRI a nivel estatal, se escucha de manera reiterativa la expresión “reconstrucción del partido, con la unidad de su militancia”, lo que se entiende como algo normal luego de la devastación electoral que vivieron el pasado cinco de junio.

Con base en lo anterior, se presume que en los municipios sus dirigencias locales buscaran, o ya están buscando cicatrizar las heridas que les causo el proceso electoral entre sus liderazgos y militantes, intentando dejar en el pasado las traiciones, simulaciones y disensos, que contribuyeron en gran porcentaje a la hecatombe sufrida.
De los cinco municipios, el que en peores condiciones se encuentra política y estructuralmente, como es costumbre, es el de Rosarito.
En esa demarcación el PRI no solo debe de considerar reestructurar a su militancia, también les es urgente no solo reconstruir, sino reubicar las instalaciones de su partido, ya que lleva años pareciendo una verdadera pocilga.
Los militantes tricolores que se han visto beneficiados por la marca tricolor en algún escaño de elección popular, regidores, diputados y alcaldes, han ignorado su obligación moral con el organismo que los llevo a la posición que por un periodo de tiempo disfrutaron y usufructuaron solo para su beneficio personal.
Gobiernos como el de Hugo Torres Chabert, que aunque se autodefinió como ciudadano, fue postulado y sentado en la silla de alcalde gracias a la marca tricolor, así como el de Javier Robles Aguirre, fueron administraciones que se distinguieron por la gran proclividad y permisividad de sus ejecutivos a la corrupción , sin embargo, dentro de las acciones ilegales e irregulares que cometieron y solaparon, ninguna de ellas de manera oculta, fue en beneficio de las instalaciones de priístas.
Daniel Gutiérrez, actual dirigente municipal del PRI rosaritense, tiene una tarea enorme si en verdad quiere y tiene la voluntad de reconstruir a su partido, ya que, no solo requiere del trabajo arduo con la militancia, sino que, tiene que iniciar su tarea en ese sentido con un cambio de imagen en su partido, salirse del muladar en el que se encuentran actualmente y dignificar la presencia y  arca de su organismo político.
Y ahí es donde estriba el gran problema, para lograr lo anterior, no solo se necesitan deseos y voluntad, ,os recursos económicos son fundamentales y esenciales para conseguir el objetivo, y esos no se ven por ningún lado, y la única viabilidad real que tuvieron estaba cimentada en la figura de Salvador Sánchez Valdez y su diputación de representación proporcional, misma que le fue arrebatada por acuerdos cupulares en su partido a nivel nacional.
Este decisión elimino la posibilidad de que el PRI rosaritense pudiera contar con recursos y capacidad política operativa entre militancia y ciudadanía, la cúpula tricolor privilegio la estancia en el poder legislativo de un espurio como Marco Antonio Bolaños Cacho, que el reordenamiento y fortalecimiento de su organismo político en Rosarito.
Consigna harto difícil de llevar a cabo.
La perspectiva para los rosaritenses afiliados y que simpatizan con el PRI, en especial para sus liderazgos, se vislumbra aciaga, con dificultades difíciles de superar. Daniel Gutiérrez para salir adelante tendrá que lograr acuerdos y verdaderos compromisos con sus dirigencias nacional y estatal, y que la militancia, hecho aun mas difícil, se integre al proyecto de reconstrucción, política y de instalaciones dignas.



Irregular ampliación de contrato con GEN
Al interior del cabildo del VI Ayuntamiento de Playas de Rosarito, se sigue busca do la forma de maquillar la irregularidad (por lo pronto) que pretende llevar a cabo el alcalde Silvano Abarca Macklis, con la ayuda de los regidores y Sindico Procurador, para ampliar por 15 años el contrato que sostienen con la empresa GEN para la recolección y disposición final de la basura.
Por motivos que el edil no ha dado a conocer, ni creo que quiera informar, la empresa GEN pretende violentar con su capricho de ampliación, la clausula 24 del contrato en vigor firmado entre el gobierno municipal y ellos, celebrado durante la administración del alcalde Antonio Macías, cuyo vencimiento se establece en el documento para el mes de abril del 2023.
En la citada clausula se indica, que el concesionario (GEN) tendrá derecho a solicitar una extensión del plazo, siempre y cuando lo manifieste al gobierno municipal por escrito y previo a la terminación del plazo inicial pactado, hecho que obviamente no se registra, ya que faltan aun siete años para la conclusión del término.
Pero, esperemos con que clase de maquillaje legaloide disfrazan esta nueva trapacería.

Y mientras tanto….
Aquel potro que se ufanaba de que no corría en el hipódromo de Jorge Hank, hoy, no solo corre en sus pistas, sino que también come en sus pastizales y trota al lado del capataz de la cuadra.

-------------------------------

Ahora síguenos vía email, ¡Suscríbete!


* Gracias por compartir y darnos un "LIKE" en

Y en nuestra pagina: