lunes, 19 de septiembre de 2016

Rosarito Blues: Gente extraña

Por Gerardo Díaz Valles
El Presidente Municipal de Rosarito delira y feo, cuando en un evento afinaba el contrato de compra-venta de un predio de dos hectáreas para construir en el Mercado Municipal de Artesanías.


De repente empezó a hacer cara de puchero y enloqueció de ira al exigir la expulsión de los reporteros Guillermo Domínguez Muela y un servidor, ambos invitados a cubrir esa reunión por el Presidente de los Locatarios de Artesanías, Pedro Carranza Santamaría. “Veo gente extraña aquí y si quieren que los apoyemos les pido que no inviten a ese par de chismosos” farfulló el folclórico alcalde.

No es la primera vez que el munícipe da claras muestras de incontinencia de su amargura y rabia al no poder controlar sus impulsos ni sus comentarios salidos de orden. Su imprudencia es tal que le lleva a no conectar su larga lengua a su deteriorado cerebro, lo que le ha puesto en constantes aprietos.

Con gritos y señas dijo que “veía a gente extraña en esa reunión” a dos personas negativas especializadas en el chisme y que si los locatarios insisten en invitar a ambos reporteros a sus reuniones, de plano ya no los apoyaría.

En las video-grabaciones del bochornoso incidente, se muestra a un alcalde iracundo y violento, al saltar de su asiento visiblemente molesto para dar vueltas alrededor como fiera enjaulada profiriendo arengas e insultos a los reporteros. Silvano alcalde que blandía su mano derecha en franca amenaza a los comunicadores incómodos.

Actualmente Don Guillermo Domínguez Muela a sus 74 años de edad es miembro de la Asociación Nacional de Periodistas en Rosarito y colabora para los semanarios “Cinco M”, “Séptimo Día”, “Tercer Sistema” y “Panorama de Rosarito”.

En donde los titulares de dichos medios se ciñen a los principios constitucionales de la veracidad y de la objetividad para informar de las acciones, omisiones, desbarres y trapacerías de los gobernantes en turno.

La conducta del munícipe, quien debería de ser el principal defensor de esas garantías individuales, es reprobada por diversos gremios periodísticos a los que Silvano se jacta de tener “maiceados”, por fortuna a muy pocos, a quienes paga para que no le peguen.  La mal llamada Prensa Cómoda de cuyos nombres y apellidos aparecen en una lista de beneficiarios de su gobierno.

Lo dicho, “el horno no está para bollos” cuando las agresiones a periodistas se extienden por todo el país, al igual que las turbamultas, los linchamientos y las ejecuciones, pero también de los malos gobernantes, aquellos que se auto erigen en vulgares dictadorzuelos, iracundos, represivos e intolerantes a la crítica.

Politicastros de delicada piel de cebolla. Gobernantes que viven del erario público muy opíparamente con sus familias y se comportan como vulgares palurdos. A Silvano alcalde le urge en serio ayuda profesional, pues delira y ve a gente extraña.

--------------------------------------

Ahora síguenos vía email, ¡Suscríbete!


* Gracias por compartir y darnos un "LIKE" en

Y en nuestra pagina: