miércoles, 31 de agosto de 2016

Expediente Político: Lo malo también cuenta, y mucho

Por Alfredo Calva

Lo malo también cuenta, y mucho
La frase que emplea el presidente Enrique Peña Nieto, para promocionar su cuarto informe de gobierno es una verdad a medias.
Cierto es, que las buenas noticias también son noticias, y ,os medios de comunicación están obligados a comunicarlas, y se hace, solo que no tienen el relieve que se les da a las omisiones o equivocaciones que cometen los gobernantes, porque en el primer caso, se les paga para que realicen el trabajo bien, con responsabilidad y honradez.
Así que, señor presidente, las acciones Buenas que ha ejecutado durante este periodo de su gobierno, son su trabajo, esta obligado a ello, a lo que no está obligado y mucho menos se le paga para ello, es tener al país al borde del cataclismo social.
Los temas son muchos, educación, economía, seguridad, empleo, comunicaciones, corrupción, en estas áreas su administración presenta serias deficiencias, sin considerar los engaños a los mexicanos con respecto a los beneficios de sus reformas estructurales tan cacareada que con la aprobación del poder legislativo llevo a cabo.
Si hacemos un balance de los resultados que se han obtenido en estos tres años de su administración, el saldo que nos arroja es magro, queda a deber, áreas sustantivas del gobierno están bañadas en la corrupción y obviamente en la impunidad, y usted como jefe y líder de todas ellas con el asunto de la  casa blanca los lidera.
Es tiempo de que entienda, que el gobierno no funciona correctamente con simples palabras y boletines emanados de los Pinos diciendo que todo marcha bien, que la situación del país es de tranquilidad y que lo que sucede en el sureste de México son simples caprichos de unos cuantos maestros que se oponen a la reforma educativa,.
Así no se puede ni se debe de gobernar, el país no es el estado de México donde fue gobernador y la fatuidad y prácticas palaciegas fueron sus políticas públicas, la nación requiere mucho más que eso para salir avante y la capacidad, sensibilidad y perfil político requeridos para llevar la investidura presidencial, no son parte de la textura de Peña Nieto.
Las cosas buenas de su gobierno son obligaciones inherentes a su encomienda, y las omisiones, indolencias y corruptelas en su administración, es obligación de los medios de comunicación informar a los mexicanos.
Y las cosas malas, también cuentan mucho y deben de ser castigadas.

Y mientras tanto………..
El alcalde de Playas de Rosarito, Silvano Abarca Macklis, con aprobación de los integrantes de su cabildo, logró obtener 300 mil pesos mas, para destinarlos a cada una de las integrantes que con forman su Comisión de Paraditas.

-------------------------------------------

Ahora síguenos vía email, ¡Suscríbete!


* Gracias por compartir y darnos un "LIKE" en

Y en nuestra pagina: