lunes, 29 de agosto de 2016

Expediente Político: Chris y su rapacería con las prerrogativas

Por Alfredo Calva
La soberbia y petulancia que caracterizan al junior que actualmente, -gracias a la imposición de su padrino, el fracasado y defenestrado ex líder nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones Rivera, que lo designó líder estatal del partido-, aunado a su exigua capacidad mental, exagerada ambición personal y gran proclividad a la corrupción, no le ha permitido entender, que las prerrogativas económicas que reciben del estado como entidad política, son para la operación cotidiana de su partido, y no para su satisfacer sus gustos personales.

Este año el PRI recibirá por parte del IEE casi 34 millones de pesos, lo que mensualmente se traduce en 2 millones 750 mil pesos (cerrando cifras), que deben de ser empleados en la operación de los cinco comités municipales y del estatal, en este rubro se consideran rentas (en los casos que así se requiera), pago de luz, agua, papelería, teléfono, café, sodas, insumos de limpieza, salario de secretarias y de los dirigentes, y para operación política y social con las comunidades.
Considerando lo anterior, se presume que en estas eroga iones, con la salvedad del último, porque no se realiza, del monto mensual que le entrega el IEE, emplea 750 mil pesos, para la operación mensual de los comités, los restantes dos millones son empleados para cubrir su agenda social, caprichos y antojos personales.
Para nadie es un secreto que los comités municipales priístas son inoperantes en sus actividades políticas, tanto al interior con sus militantes, como de manera externa con sus comunidades, el cacareado acercamiento con las clases marginadas y la constitución de nuevos cuadros y el fortalecimiento de los ya existentes, solo es un discurso demagogo de las dirigencias nacional y estatal, que es repetido como loros por los liderazgos municipales.
Y mientras la operación política del PRI no existe, y su estructura está  derrumbada, Chris López, gracias a las prerrogativas se da vida de sultán, y solo finge que trabaja y armoniza con las corrientes y grupos de su partido, intentando subsanar los conflictos que mantuvo con casi todos ellos durante la campaña política, en especial con algunos de los candidatos a alcaldes, como Rene Mendivil Acosta, confiando que con esas simulaciones, sus interlocutores cuando llegue a esta entidad su líder nacional, Enrique Ochoa Reza, no harán de su conocimiento todas las estulticias y traiciones que cometió antes, durante y posteriormente al proceso electoral en el que el PRI por poco y desaparece de Baja California.

--------------------------------------------

Ahora síguenos vía email, ¡Suscríbete!


* Gracias por compartir y darnos un "LIKE" en

Y en nuestra pagina: