viernes, 1 de julio de 2016

Rosarito Blues: Concierto

Por Gerardo Diaz Valles
La primera alcaldesa electa de Playas de Rosarito, anda muy atareada, ya no se detiene a saludar tan fácilmente a quienes la ven pasar rauda y veloz en su poderoso auto platinado, no.


Hoy Mirna Rincón Vargas es noticia en donde se para, lo que hace, lo que dice es atendido, escudriñado hasta por quienes no la conocen.
Después de todo genera gran expectación ver cómo la dama irá “tejiendo fino”, al elaborar un diagnóstico de la realidad actual del Pueblo Chico, en un proceso de transición que se antoja bastante complejo.

“Es mucho lo que se puede trabajar y hacer por Rosarito”, le dijo muy segura en una entrevista a conocido diario regional. Cabe hacer notar que Mirna no deja pertenecer a la clase política, ya con cierta experiencia acumulada y por ende, se le debe de poner especial interés en sus silencios, sus enfoques, los temas que no resalta, los que trata de soslayo o “por encimita”, como son el frontal combate a los hechos de corrupción cometidos por sus antecesores, el nepotismo, el combate a la pobreza, la violencia, el hambre y la miseria.

El saneamiento de las finanzas municipales, así como el ponerse a trabajar como dice, sin distingos, con transparencia y en forma incluyente con todos. Sabedora de que llega presionada por muchos de esos grupos, los intereses creados por quienes manejan su partido y la misma sociedad dividida, poco participativa y abiertamente apática a reparar en el buen o mal desempeño de sus gobernantes…

En suma esto apenas empieza y por eso es de llamar la atención que la primera alcaldesa de Rosarito, ya empiece a manejar el arribo de importantes inversiones internacionales a Rosarito, mismas que por muchos año han promovido los organismos empresariales, los ejidatarios o los residentes económicamente empoderados, muchos de ellos residentes de otras ciudades por cierto…

Y es que no es la primera ocasión en que un gobernante habla de que vienen “grandes cosas” para Rosarito y luego muchas de estas grandes acciones se quedan en puras buenas intenciones, en “llamarada de petate” y hasta en “elefantes blancos”.

Lo dicho, la nueva “City Mayor” tiene mucho que trabajar en la obra social, la reconciliación de intereses, la unificación de criterios para transitar favorablemente en ese desmarque de su gobierno.

Un gobierno tolerante, sensible y humanista, pero en los hechos, no solo de palabras. El hacer caravana con sombrero ajeno, el agenciarse méritos de terceros, el adjudicarse logros de otros, solo le ocasionará críticas, la rechifla y los ataques de sus malquerientes, por lo general opositores políticos plenamente identificados.

Desde este modesto espacio le deseamos, en verdad, todos los éxitos a Mirna Rincón a quien en cierta ocasión le recordábamos sus inicios como maestra de piano. Hoy tiene en sus manos, el dirigir a todos los coros de las “fuerzas vivas”, para dar el concierto más armonioso de su carrera. Por el bien de Rosarito y su gente. (Publicada en la revista Cinco M)

-------------------------------------------------

Ahora síguenos vía email, ¡Suscríbete!


* Gracias por compartir y darnos un "LIKE" en

Y en nuestra pagina:

No hay comentarios: