sábado, 2 de julio de 2016

Recordaron la vida y obra del escultor Guillermo Castaño

* Los asistentes compartieron un tiempo antes de concluir el sensible homenaje a este destacado artista de esta región de quien el Centro Cultural Tijuana resguardó por varios años la escultura conmemorativa de los 500 años del encuentro de dos mundos, hoy colocada sobre el pabellón de Paseo de los Héroes.

TIJUANA.- El Vestíbulo de El Cubo del Centro Cultural Tijuana recibió a los amigos, la familia y a la comunidad artística para despedir al escultor Guillermo Castaño Ramírez, de quien se recordó vida y obra.

“El maestro Castaño no solamente emprendió proyectos en Tijuana o Baja California, sino proyectos nacionales el internacionales, él y su obra escultórica están incluidos en el Diccionario de Escultura Mexicana del Siglo XX, editado por al Universidad Nacional Autónoma de México, formó parte de la Academia de San Carlos” inició diciendo el Director General del CECUT Pedro Ochoa.

“Puedo decir que con el maestro Castaño era posible hacer grandes proyectos, era un hombre participativo, propositivo, enérgico en sus planteamientos, firme en sus convicciones y con una propuesta sólida como su obra”, concluyó Ochoa Palacio, luego de dar lectura a una ficha descriptiva del trabajo artístico de Castaño Ramírez.

Yolanda de Castaño, sus hijas Elizabeth y Patricia hicieron un emotivo tributo al escultor con anécdotas y recuerdos entrañables, su hijo Enrique en un video hizo un recuento de sus viajes y de su labor cotidiana como escultor; y su nieto Guillermo cerró este sensible recuento.



“Tanto mi abuelo como mi padre fueron artistas, hace 40 años llegamos a Tijuana, su obra está en diferentes ciudades de la República Mexicana y en Estados Unidos, hay quienes no saben que también dio conferencias en China acerca del bonsái, y que fue Presidente de la Sociedad de Orquideología de la Ciudad de México”, reveló su hijo.

Tres esculturas circundaban la urna con los restos del célebre escultor, El gaucho pareador, una efigie de su propia persona y El Ángel; “con ésta mi padre quería recordar que uno para triunfar se para en los hombros de otros que estuvieron antes de nosotros”, explicó Guillermo Castaño.

Luego del respetuoso minuto de silencio, dos cuartetos de cuerdas de la Sinfónica Juvenil de Tijuana interpretaron los Conciertos 42, 48, 52 y 56 de Joseph Haydn, de manera solemne.

Los asistentes compartieron un tiempo antes de concluir el sensible homenaje a este destacado artista de esta región de quien el Centro Cultural Tijuana resguardó por varios años la escultura conmemorativa de los 500 años del encuentro de dos mundos, hoy colocada sobre el pabellón de Paseo de los Héroes.

---------------------------------------------------

Ahora síguenos vía email, ¡Suscríbete!


* Gracias por compartir y darnos un "LIKE" en

Y en nuestra pagina:

No hay comentarios: